Estanterías Recicladas

Nuestro mundo moderno está sometido constantemente a crisis económicas, vivimos siempre al borde del colapso, y nos quejamos muy a menudo de lo caro que está todo, y de lo poco que nos rinde el dinero.

Por eso, es bueno el reciclaje. Con un poco de imaginación y deseos de reutilizar ¨cosas viejas¨ podemos lograr artículos nuevos, hermosos y decorativos, tales como Estanterías recicladas.

¿Por qué estanterías recicladas? Porque cuando todo es caro, y los muebles de diseñadores tienen precios astronómicos imposibles de pagar, es bueno usar aquello que está tirado (tal vez quitando espacio), reacondicionarlo, usarlo y disfrutarlo, y lo mejor de todo, a costo de moneditas. Es posible obtener resultados realmente exquisitos.

¿Qué es reciclar?

Reciclar, tiene que ver con tomar aquellas cosas viejas, o usadas y que han quedado en desuso y someterlas a algún tratamiento o proceso para que se las pueda volver a usar. Esto suele ser muy común con la ropa: una pollera de temporadas pasadas se acortará o alargará según las nuevas tendencias.

O también se reciclan las casas: en la actualidad los arquitectos suelen contar con aquellos espacios enormes de las construcciones del 1900 y adaptarlas para que sean más prácticas a los tiempos en que vivimos.

estanterias-recicladas-maderasLos techos altos son reemplazados por un ¨techo falso¨ que eliminan el exceso de altura dentro de las habitaciones, con ello se gana en ahorro de energía, estufas o aires acondicionados para abrigar o enfriar estos espacios.

Los ambientes se reacomodan y todas aquellas habitaciones conectadas entre si se reestructuran para hacer una casa habitable en donde todas las habitaciones sigan conectadas al conjunto pero guarden el concepto de ¨independencia¨ que todos los habitantes de un mismo hogar necesitan para una convivencia sana.

No olvidemos que las casas antiguas con forma de ¨L¨ tenían un diseño en que todas las habitaciones estaban conectadas y se podía entrar fácilmente de una habitación a la otra, y digamos que las puertas no eran consideradas importantes, ni menos imprescindibles.

¿Has visto el programa ¨Enchulame el auto¨? Pues bien, en este programa norteamericano, se dan los ejemplos más claros de reciclaje. Se contacta a individuos, de preferencia sin dinero y que tenga un vehiculo al que realmente quieren.

La dinámica del show es proponer a los dueños tomar el auto, no importando el modelo, y acondicionarlo de afuera hacia adentro, dejando en el pasado el coche desvencijado y venido a menos por verdaderas joyitas casi irreconocibles, y todo para deleite del dueño como para la tele audiensia. Los resultados son asombrosos.

Pues bien, no tenemos que ser tan pretenciosos. Esta vez podemos empezar a pensar en reciclar muebles para nuestra casa o nuestra habitación favorita. Lo principal es tener ganas de hacerlo.

Recordemos, que todas las estanterías se agradecen, pues son piezas sencillas, a las que podemos darles un sin número de uso que siempre juegan a favor nuestro: para ordenar, organizar, decorar, para poner nuestras cosas favoritas, etc. Por eso, acá lo importante no es la cantidad de dinero a invertir, sino las ganas de querer embellecer nuestro hogar usando aquellas cosas que están en desuso.

Por ejemplo, podemos conseguir en la verdulería cajas de fruta de madera, las que son de tamaño más chiquito suelen ser las más indicadas para realizar nuestra estantería reciclada.

Lo primero es asegurarnos de que están en buen estado: si están medio enclenques o sueltas, siempre se puede utilizar clavitos pequeños, tipo ¨tachuelas¨ para hacer las esquinas mas reforzadas, una vez, que las cajas estén firmes, podemos pintarlas, o si nos gusta los número o letras que traen impresas desde la fábricas podemos perfectamente conservarlas de esa forma, esto siempre dará un toque de originalidad al conjunto.

estanterias-recicladasPodemos clavar las cajas en forma armoniosa en la pared. Mientras más sólido sea el enganche, mejor y mayor uso podremos darles a nuestras estanterías recicladas. Lo importante, es que no importando el material que se use para adosarlas a la pared, mientras más inexistente resulte a la vista, más estética quedará la presentación de las estanterías recicladas.

Para darle un detalle de suavidad, siempre podrás optar por lijar en forma manual las superficies externas o internas, para borrar aquellos atisbos de pequeñas astillitas que en el futuro podrían molestar al tacto cada vez que pongas o quites cosas de lo estantes. Dependiendo del espacio con que cuentes para acomodar estas cajas de frutas reutilizadas debes fijarte bien qué cantidad de cajas y en que forma acomodarlas.

En el futuro, lo importante será respetar su capacidad de almacenamiento, vale decir, no se debe poner objetos mucho más pesados que las mismas cajas, recordemos que las estanterías recicladas de cajas de fruta están hechas en derivados de la madera, productos de bajo costo, pensadas para ser usadas en forma fugaz, del uso que le demos a nuestras estanterías, dependerá su vida útil.