Estanterías Inclinadas

En nuestros días en que todo se compra y se vende, un nuevo concepto está surgiendo y se está haciendo notar, “reciclar, reciclar que el mundo se va a acabar”. ¨Reciclar¨ quiere decir: volver a ocupar todo aquello que estaba “tirado” y volver a darle uso, reincorporándolo y recuperándolo a la vez.

De este modo, hemos llegado a un punto en que nuestro planeta casi se aproxima al abismo, sino optamos por recuperar y reincorporar aquellos recursos naturales que tal vez ocupamos una vez y luego desechamos, haciendo mal uso de ellos. Es tanta la preocupación ambiental, que por lo mismo, es posible encontrar cuadernos de papel reciclado, latas recicladas, botellas recicladas, etc.

De esta manera no sólo se logra recuperar estos materiales con la idea de volver a darles usos para su mejor aprovechamiento, sino que también se logra una limpieza generalizada de los ambientes, haciendo una acción ecológica en nuestro desgastado planeta. Volvemos a reutilizar recursos que habíamos dejado de lado, sin tener que para ello recurrir a los pocos que nos quedan, ya sea: árboles, animales, tierra, etc. Las estanterías reclinadas son un recurso más dentro de lo que conocemos como estanterías, también las podemos reciclar.

¿Cómo se hace para reciclar? Aprendamos juntos. Afortunadamente, podemos reciclar casi todo: casas, vestuario, objeto, muebles, etc. De aquel mueble viejo y sin uso, como un somier de madera, podemos cortarlo por partes, acomodar las tablas y crear una hermosa estantería inclinada, y ¿Por qué inclinada?, simplemente porque tiene más onda.

Las estanterías inclinadas son una linda opción dentro de lo que son los estantes. Pueden decorar cualquier habitación y además crear un cómodo espacio que nos permitirá acomodar cualquier cosa en su interior.

Estanterías inclinadas para usos profesionales

estanterias-inclinadasComo cualquier otro estante, las estanterías inclinadas son también prácticas, cómodas y sencillas. Sin embargo, también pueden ser de gran utilidad dentro de algunos rubros comerciales, tal y como son las farmacias.

Las farmacias cuentan en su interior con una cantidad de remedios muy variada. Todos distintos en posologías y tratamientos. Tener a la mano y poder contar con la facilidad de también tenerlo a la vista, abriendo y cerrando fácilmente las gavetas es uno de los tantos requisitos que ofrecen las estanterías inclinadas hechas de fierro que ofrecen algunos fabricantes. Además, la concurrencia del gran público a las farmacias hace que estos almacenes trabajen bajo un margen de mucho estrés, donde siempre se requerirá una rápida atención, buscando agilizar los medios para lograrlo.

Para hacer la tarea más fácil estas estanterías inclinadas traen incorporados en su exterior pequeñas plaquitas para identificar fácilmente los medicamentos. Con una acción minima, gracias a la tecnología aplicada en el armado, la estantería permite que los remedios que están al interior del mueble entren y salgan en forma eficiente.

Estas estanterías inclinadas pueden ser parte de un gran mueble compacto todo hecho de estantes, y sin embargo también puede llevar incorporado un escritorio, u otro tipo de muebles modulares, ya que siempre se está buscando lo práctico y por supuesto utilizar muy bien los espacios.

Muchas estanterías inclinadas ofrecen una solución muy bien cotizada, la posibilidad de que sus estantes sean fijos o movibles. Ya que se les pueden adosar tantos anclajes como sea necesario para colgarle más estantes, y también hacer más resistentes estos anclajes para que contengan una gran cantidad de peso.

Las estanterías inclinadas son una opción elegante para muchas empresas e industrias que necesitan tener un mejor rango de visión de aquellos productos que será necesario utilizar una y otra vez en los procesos de producción.

Un material que también reviste gran resistencia y aporta muy buena calidad es el PVC o plástico. Se puede conseguir estanterías inclinadas en materiales plásticos que cumplen con todos los requisitos para hacerlas muy durables. Además el plástico presenta condiciones inmejorables: no produce estanterias-inclinadas-farmaciacondensación, no sufre de oxidación, no se decolora.

Con los ensambles apropiados y con punta redondeada se logran estanterías inclinadas plásticas de muy buena calidad. Su superficie lisa es ideal para colocar y acomodar sin problemas todo tipo de productos. Puede soportar temperaturas extremas estoicamente, y son sumamente fáciles de limpiar.

Dentro del mobiliario del hogar, empresas, oficinas, etc. las estanterías inclinadas pueden dar un plus de belleza y elegancia, pero también grandes toques de originalidad y por supuesto, serán tan prácticas y usables que nunca cansan. Dependiendo del objeto que se desee colocar se las puede hace más o menos inclinada. La idea es que tengan una pequeña barrera de contención para lograr que todo lo que pongamos sobre ellas quede bien sujetado.

Sin importar el material en que se las consiga, ya sea madera, fierro o plástico, las estanterías inclinadas son tan usables y bonitas como cualquier otro estante sin reclinar. Comience a fijarse en como lograr su propio estante reclinado, verá que es una opción más novedosa, y no por eso deja de ser sencilla.