Estanterías

Introducción

¿Cuantas veces hemos estado parados frente a las estanterías de algún supermercado o vidriería, ya sea extasiados o confundidos sin saber bien que elegir? Las palabra ¨estanterías¨ puede causarnos absoluta indiferencia, sin embargo, todo lo que contienen las estanterías pueden ser objeto absoluto de deseo y necesidad. Es por eso, que las fábricas de estanterías de todos los tipos y diseños existen y en una gran cantidad.

Las estanterías son absolutamente necesarias y prácticas para este mundo en el que vivimos. Así como existen las ¨chicas materialistas¨ o en inglés ¨material girl¨ existen las estanterías para exhibir y ofrecer toda clase de productos, y de fondo todo un montaje para abastecer al gran público.

Historia de las estanterías

La historia oficial le adjudica la invención de la imprenta a un ciudadano alemán de nombre Johanes Gutenberg. Antes de esto, los libros como los conocemos ahora, no existían. Por eso, tener un libro, era un símbolo de estatus y poder al que sólo podían acceder las clases privilegiadas, dueñas del oro y también del conocimiento. Con la llegada de la imprenta, los precios de los libros se hicieron accesibles para gran parte de la población europea y explotó la cultura.

estanteriasEsta breve reseña, sirve para explicar que si bien en la historia de la humanidad, más precisamente en la antigüedad, se usaban estanterías que servían para guardar los papiros que contenían información y que se guardaban en forma de rollos que se iban acumulando unos sobre otros, no fue sino hasta la invención de la Imprenta que los libros se fabricaron en cantidades mayores y con esto fue necesario implementar con el correr del tiempo las primeras estanterías para libros.

Con la aparición de la imprenta de la mano de Gutenberg, surgen las “libreras”, que no son otra cosa que uno, dos, tres y más estantes horizontales que sirven para guardar libros. Las libreras podrían ser consideradas el primer antecedente antes de las estanterías propiamente tal y como se conocen hoy en día.

Nadie podía preveer que las estanterías se apoderarían del horizonte cultural de toda una época que dura hasta nuestros días, pues en la segunda mitad del siglo XVIII y primera mitad del siglo XIX surge un proceso sin precedentes, la llamada Revolución Industrial, con lo cual se inicia lentamente, pero en forma progresiva, la fabricación en cadenas, de este modo, comienzan a surgir, miles y miles de productos para el consumo de masas.

Antes de la Revolución Industrial, toda la fabricación era a mano, es decir, se hacía en forma artesanal, y los tiempos de fabricación de la ropa, los zapatos, y otros productos se hacían por encargo y tomaban muchísimo más tiempo.

Los vientos de cambios traerían aparejados un sin número de procesos complejos que provocaron un quiebre absoluto con la antigua forma de vida. La gente del campo se va a vivir a la ciudad, en las grandes ciudades están las fábricas, verdaderos centros para trabajar y producir sin descanso, y las estanterías pasarían a convertirse en todo un símbolo del nuevo paisaje económico, que se gestaría a partir de la Revolución Industrial: adiós fabricación a mano, bienvenida fabricación en cadenas.
Era necesario crear estantería para todos aquellos nuevos productos que comenzaron a aparecer en los mercados del mundo.

Puede el lector echar a volar la imaginación, cerrar los ojos, y recrear en su mente las primeras librerías y estanterías de madera gruesa y pesada para los millones de libros que serían impresos gracias al invento de Johanes Gutemberg (siglo XV), tres siglos después comienza la Revolución Industrial, y también la explosión de los productos de metal, gracias a los nuevos descubrimientos en fusión de metales.

estanterias-tiposNo pasó demasiado tiempo, para que de las estanterías de maderas se comience a innovar en estanterías de metal. En la actualidad, los tipos de materiales para crear estantería son innumerables. Las estanterías pueden ser sumamente básicas y también complejas, pero nadie puede negar que las estanterías se usan porque son absolutamente prácticas y hasta el momento imprescindibles.

Es por eso, que existen en todas las casas, departamentos, mansiones, supermercados, shoppings, mall, hospitales, clínicas, tiendas, oficinas, museos, tiendas fotográficas. etc.

Se las puede encontrar para guardar, organizar o exhibir: ropa, maquetas, DVDs, vinos, zapatos, golosinas, papeles, archivos, documentos, dinero, joyas, perfumes, etc. Existen en madera y metal, vidrio, acrílico, plástico, tela y en los más variados diseños. Las estanterías son diseñadas por clásicos mueblistas y hasta artistas jóvenes muestran propuestas originales de estantería y también se producen a niveles industriales.

Las estanterías se caracterizan por no tener puertas, ya que sobre sus repisas se instalan todo tipo de cosas especialmente para ser exhibidas en forma ordenada, separada e identificable. Como antes lo dijimos, son imprescindibles, para mantener todo tipo de objetos ordenados, pues son un mueble funcional y en apariencia de poca complejidad que incluso puede ser improvisado en forma precaria, y sin duda, seguirá siendo funcional.